¡Hola!... Bienvenido a AgroFórum smile

No olvides REGISTRARTE para que puedas participar de los FOROS y BLOGS, para que puedas descargar archivos y para que puedas hacer uso de todas las funciones del portal.
"Los productores se han convertido en esclavos modernos"
  • "Los productores se han convertido en esclavos modernos"

    Foto: freshplaza.es

    Según Geert Claes, de Belgische Fruit Innovation Farmers, los productores de fruta y el sector agrario entero se han convertido en esclavos modernos de la sociedad. "El comercio utiliza las prácticas de la mafia, el precio de venta normalmente no cubre los costos, es imposible sobrevivir con estos precios". Claes opina que los productores han creído durante demasiado tiempo que las organizaciones y los mercados defenderían sus problemas e intereses. "Los productores que todavía creen en esto, no se dan cuenta de lo que están haciéndole a su empresa. Si nosotros, los productores de fruta y el resto del sector agrario no nos hacemos cargo de la situación, no iremos a ninguna parte".

    Presiones comerciales

    Geert cree que actualmente no hay ni oferta ni demanda. "Esto era cierto hace 50 años, cuando las empresas eran todavía pequeñas. La gente tenía que vender sus productos en el mercado local y así es como surgieron las subastas. En el pasado había muchas tiendas pequeñas que tenían que vender y pujar en la subasta. Cuando había partidas mejores o menos fruta, estos comerciantes tenían que pujar entre sí. Las tiendas pequeñas han sido reemplazadas lentamente por cadenas de supermercados grandes, donde la gente prefiere vender todo el año al mismo precio. Como comerciante, tienes que hacer una oferta por un período de tiempo más largo y, preferentemente, más barato que el comerciante siguiente. La fruta realmente ya se vende antes de comprarla. Aquí es donde comienzan los problemas. Los comerciantes presionan a los productores de fruta para vender a un precio inferior. Es una espiral descendente que ciertamente no tiene nada que ver con la oferta ni con la demanda".

    Geert dice que no hay nadie que realmente esté defendiendo sus intereses. "¿Quién en el gobierno o en las organizaciones de agricultores lucha por nosotros? Nadie, la gente está dejando el sector agrario a su suerte, solía haber muchos agricultores pequeños y por esto se crearon las organizaciones. Las organizaciones de agricultores son ahora varias empresas que tienen participaciones en múltiples empresas minoristas, que realmente se han convertido en compradores y vendedores, pero siguen siendo el punto de contacto para el gobierno".

    ¿Quién decide el precio?

    "Tenemos el mismo sistema de ventas desde hace 50 años, aunque ya no encaje en nuestras empresas. El comercio se ha organizado en cadenas de tiendas grandes y los productores de fruta seguimos sin ninguna organización. Sí, tenemos grandes empresas que pueden hacer lo que quieran durante todo el año, pero dejamos que otros decidan el precio de nuestros productos. Al parecer esto solo ocurre en el sector agrario. Cuando necesito neumáticos nuevos, los comerciantes de neumáticos me dicen cuánto tengo que pagar y yo decido si lo tomo o lo dejo".

    ¿Hay soluciones?

    Claro que hay soluciones. "En primer lugar tenemos que darnos cuenta de que tenemos un producto que alguien más quiere. Desde aquí debemos ser capaces de colaborar para tener un stock más grande con el que poder suministrar a cadenas de supermercados grandes durante todo el año. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero creo que es la única solución para poder seguir adelante. Como productores, todos el mundo está demasiado centrado en sí mismo. Cada empresa crece y tendrá que crecer más. Todos están tratando de hacer todo el trabajo por sí mismos, lo que significa que una cosa da a la otra. Si queremos trabajar juntos, la gente tiene que estar convencida de que hay que centralizar el trabajo para que podamos suministrar un producto uniforme, el comercio es exigente para esto, pero también hay espacio para negociar un precio y un espacio para que cada empresa saque lo mejor de sí".

    Unión

    Geert espera que su opinión sea un motivo para que otros analicen la situación y miren críticamente a su empresa. "Si otras personas piensan que estoy equivocada, pueden responder, ¡la única esperanza es que la gente se una y busquemos soluciones juntos!"

    Fuente: freshplaza.es