¡Hola!... Bienvenido a AgroFórum smile

No olvides REGISTRARTE para que puedas participar de los FOROS y BLOGS, para que puedas descargar archivos y para que puedas hacer uso de todas las funciones del portal.
Las paltas son el nuevo carbón para los fondos de cobertura que persiguen el efectivo sostenible
  • Las paltas son el nuevo carbón para los fondos de cobertura que persiguen el efectivo sostenible

    Foto: gestion.pe

    A medida que los clientes se preparan para recompensar y castigar a las gestoras por sus credenciales ecológicas, más fondos de inversión libre toman nota y adoptan medidas, como plantar árboles de palta (aguacate) o alejarse de los activos de carbón. Ha sido un cambio de opinión rápido: hace poco más de un año, menos de 4 de cada 10 fondos de cobertura consideraban que los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, del inglés) estaban cobrando importancia.

    Pero aquellos que prestaron atención a los problemas ESG ahora están registrando entradas de capital récord, mientras que inversores influyentes amenazan con despedir a gerentes que no lograr reducir su riesgo climático. En consecuencia, los fondos de cobertura se enfrentan a la posibilidad de perder a sus propios clientes en un sector que está sangrando efectivo rápidamente, ante una avalancha de promesas verdes de empresas como TCI Fund Management y Algebris Investments.

    “Ya se considere una estrategia de marketing o un esfuerzo más sincero para mitigar el impacto ambiental, el resultado es indudablemente positivo”, dijo Adam Jones, socio de la firma de asesoramiento de inversiones Albert E Sharp. Es “algo que nuestro proceso de inversión quiere identificar en un gestor de fondos”.

    Unir fondos de inversión libre y clima en la misma oración a menudo invita al sarcasmo en una industria conocida por su implacable interés en los beneficios. Pero con unos activos de US$ 3 billones, y la capacidad de realizar inversiones cortas y exigir cambios en las firmas de sus carteras, estos fondos pueden ejercer una fuerte influencia para una reforma de los contaminadores o respaldar a las compañías ecológicas.

    El líder actual de esta campaña es Chris Hohn. Cuando el jefe de TCI celebró su jornada anual con los inversores en el hotel Mandarin Oriental en Nueva York el verano pasado, el menú ofrecía una pista sobre el camino estratégico por delante para la temida firma del activista: una fiesta de golosinas veganas y sin un trozo de carne a la vista.

    Tal vez en el mensaje más claro de la industria a las administraciones y juntas directivas, Hohn está presionando a sus firmas de cartera para reducir las emisiones o enfrentarse a las consecuencias. Con el control de unos activos por valor de US$ 30,000 millones, también pidió el despido de gerentes que no presionan a las empresas para que reduzcan su huella de carbono. Hohn incluso ha donado £ 200,000 (US$ 260,420) al movimiento sobre el clima Rebelión por la Extinción.

    Los compañeros de Hohn no han adoptado una línea tan dura, pero algunos se encaminan a la misma dirección. Davide Serra, de la firma de Londres Algebris, con activos por US$ 12,500 millones, está plantando 25,000 eucaliptos, mangos, naranjos, árboles de aguacates y papayos en pueblos de Tanzania para compensar su huella de carbono, sumándose a otros como el Foro Económico Mundial o los influenciadores de YouTube en tales programas.

    “Invertir es nuestra misión y ESG es nuestra alma”, escribió Serra a los clientes al anunciar sus planes para combatir el cambio climático el mes pasado.

    Lyxor Asset Management, con sede en París, que gestiona inversiones por casi 170,000 millones de euros (US$ 188,000 millones) y ofrece estrategias de fondos de inversión libre, se retira de empresas que están muy expuestas al carbón térmico. Hasta ahora, ha desinvertido unos 350 millones de euros. AQR Capital Management, de Cliff Asness, tiene una cartera de activos baja en carbono de US$ 10,000 millones, mientras que más del 80% de sus activos de US$ 186,000 millones utilizan guías relacionadas con ESG.

    Man Group Plc, la mayor firma de fondos de cobertura del mundo cotizada en bolsa, tiene una política para alimentar sus edificios con energía renovable cuando sea posible, con aproximadamente las tres cuartas partes de sus trabajadores en esas oficinas.

    A medida que la demanda de los inversores hace que los fondos de cobertura se apresuren a desarrollar planes ESG, ello también aumenta la posibilidad de credenciales ecológicas insinceras, o el uso de etiquetas o publicidad engañosas para crear una imagen de responsabilidad ambiental sin ser realmente más responsables.

    Cuando Serra, de Algebris, anunció sus planes de plantación de árboles el mes pasado, también advirtió en contra de “gestos insinceros” y recordó a los participantes de la industria el papel que desempeñaron las agencias de calificación crediticia antes de la crisis financiera del 2008.

    S&P Global Inc., Moody’s Investors Service y Fitch Ratings otorgaron calificaciones AAA a los bancos de inversión, dándoles vía libre para engullir valores respaldados por hipotecas de alto riesgo. Cuando ese mercado colapsó, los complejos instrumentos de deuda infectaron los balances de los bancos de todo el mundo.

    “El lavado verde pronto puede parecerse al escándalo de las calificaciones AAA para las hipotecas de alto riesgo”, dijo Serra.

    Fuente: gestion.pe
  • Auspiciadores

    Patrocinadores Oficiales Agrofórum
    Universidad Nacional Agraria La Molina
  • Patrocinadores

    Patrocinadores Oficiales Agrofórum
    Inform@cción Ohaus Wagner Hanna Instruments Prisma Actualidad Avipecuaria Agraria Red Metal Horiba Perú Sotheby's Milwaukee Pyme Peruanas al Mundo Pyme Peruanas al Mundo
  • Calendario de Publicaciones

    Mayo   2020
    Do Lu Ma Mi Ju Vi
    1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31
  • Publicidad

  • Publicidad